Blogia
Corazón

Limosnero anónimo...

<em>Limosnero anónimo...</em>

Me gusta el horario de verano por que aún siendo tarde hay sol y es posible disfrutar un poco más de la luz del día. Hoy, tenía ganas de caminar un poco, entonces invité a mi compañera de trabajo para que al salir fuéramos al centro de la ciudad. Como hacía calor decidimos comprarnos un helado y sentarnos en un banco del parque. Al poco tiempo de estar allí, pasó un mendigo pidiendo limosna, ella sacó unas monedas de su bolso y se las dio.

 

Esa escena se prestó para comenzar la siguiente conversación:

 

-“Sabes, cuándo era pequeña éstas personas eran a las únicas que conocía como mendigos”.

 

Entonces yo respondí; –“¿Y ahora?”.

 

 –“Bueno ahora con el paso de los años algunas veces yo también me he sentido un mendigo”.

 

 –“¿Por qué dices eso?”.

 

“Mira no sé si me entiendas pero cuándo me enamoré por primera vez, recuerdo claramente que en algún momento de la relación llegué a suplicar un poco de su amor, así mismo le pedía con lágrimas en los ojos y mi voz apenas susurrando “no me dejes por favor”, ¿Puedes creer eso? En ese instante mendigaba  amor, para mí era suficiente una limosna que se traducía en un beso, una mirada,  para sentirme feliz. Me convertía en aquél   niño cuándo es engañado con un dulce y sufría de la misma manera sintiéndome amenazada por perder algo que  nunca había tenido,  su amor”.

 

Mientras hablaba mi mente viajaba a través del tiempo.

 

“Ya ves a la jefa,  vive enojada con la vida. De que le sirve vivir en esa gran mansión, llena de comodidades y lujos si su alma esta vacía y carente  de amor. La pobreza que sufre su interior es tan grande como la de cualquier mendigo de la calle. ¿Viste? Hoy se veía muy guapa, elegantemente vestida pero... Su mirada era triste y en sus actos solo expresa rencor y amargura, su corazón debe estar muy dañado.  ¿Qué me dices de los hijos olvidados? Pasan los días completos sin ver a sus padres por  que trabajan mucho, esos pequeños son mendigos de la presencia, del cariño y el calor de un hogar para sentir que realmente viven en familia".

 

Entonces ya para finalizar le dije;

 

“Bueno siendo así creo que debemos ser muchos los limosneros anónimos que andamos escondidos por el mundo, por que sí, tienes razón ahora que bien lo pienso, yo también en algún momento de mi vida he sido un mendigo más”.

 

Hay que trabajar y entender que el amor y la amistad, no se deben mendigar, son sentimientos  que nacen en lo más íntimo de nuestro ser  y que crecen alimentándose de un sin número de detalles no materiales, más bien espirituales que fortificaran las relaciones y nuestro ego. Esa es una buena solución para terminar con esa mendicidad y construir una vida mejor en todos los sentidos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

37 comentarios

adriana zamora -

tienes toda la razon pero algo es seguro ni tu ni yo ni nadie mas es tan mendigo como yo

Diablilla -

Uis dónde estás? q te has ido de vacaciones?

besitos

Nanci -

Escribes cosa muy lindas, ojala que nunca dejes de hacerlo.
He impreso la mayoria de tus archivos en papel y los cuido como si feran "el Quijote de la Mancha" jaja
Ojala puedas contestarme me gustaria saber de ti.

muralla -

Todos en algún momento de la vida nos hemos sentido mendigos...
Bicos.

Julio -

Cierto, somos mendigos en muchos aspectos de nuestras vidas. Muy real lo que has comentado.
Besos!

Gemuina -

Oye niña,
estás de vacas, la verdad que no tienes en ascuas, tanto tiempo desaparecida sin avisar, espero que nos vengas con fuerzas y con un buen bronceado veraniego.
Besos

Arianna -

Siempre dejando bellas notas.
Cariños

Diablilla -

Vengo a invitarte a un trozo de tarta. Estoy cumpliendo un añito de mi blog y te reservé un trocito para tí!! xDDDd

besitos

mnkantavivir -

solo pase a dejarte una huella de visita..
cariños

mixtu -

relendo...
beijos

Trini -

Marián estás bien?
Espero que si. Un beso

fantasía -

Bonita conversación...
Saludos corazón y un besito lleno de amor

Landay -

Mi exceso de orgullo siempre me había impedido hasta ahora no sólo mendigar sino incluso simplemente pedir.
Sin embargo, ayer me uní al club de los mendigos de afectos, aunque sin resultado y son estocada de muerte.

Diablilla -

Pasaba por aquí y te dejo más besitos. A la espera quedo para seguir leyéndote!!

besos

Con Sal en los Labios -

Solamente te digo, que me ha fascinado... Y como dice alguien a quien admiro mucho:
"El amor no se mendiga, el amor se merece..."

Un abrazo

CinQue -

Bonito relato, me parece muy cierto, en méxico hay una canción que dice algo asi "si te quieren ya ganaste" y no lo creo así, querer es una cosa y todos, absolutamente todos merecemos ser amados y lo mejor de todo, amar a alguien.

Muaaaa.

Mirela -

HOLA QUERIDA!!

Cuanto tiempo sin hablar!!!

Que tal? Espero que estes bien y te vayan bien las cosas :) Me alegro que puedas disfrutar del verano despues del trabajo:)


Lo con mendigos, pues, yo nunca lo veia asi porque nunca pensaba en esas cosas de la vista filosofica. Al pensarlo, estoy de acuredo, en cada uno hay un mendigo..


Me alegro que no has olvidado de mi parte:)

Saludos!! Un abrazo!! :):):):)

Azusa -

Me gusta tu historia y te doy la razón, no hay que mendigar el cariño, si no te lo dan porque quieren, ese cariño no será válido ni real

Gemuina -

Un texto precioso, la verdad que yo creo que la mayor riqueza en la vida o el mayor tesoro que nos puede dar es hacernos sentir de cerca el amor, no siendo mendigos nunca de un beso o una caricia en la incorrespondencia.
Besos

Julio Cesar -

Los sentimientos que tenemos hace que seamos mendigos ya sea de amor o de cariño, pero aquel relato que lei, me hizo ver las cosas diferentes, tienes toda la razon, no sabes que alegria me ha dado hoy leer algo muy bonito, muchas gracias por tu post, saludos

sacri -

Hola Corazón!!
Me has hecho pensar y tienes toda la razón del mundo, yo, también alguna vez mendigue amor, pero no recibí esa limosna, así que con el tiempo vas aprendiendo que no se debe pedir nada y menos amor, pues el Amor se entrega en cuerpo y alma cuando se quiere de verdad y si no hay esos sentimientos, de nada sirve mendigar.
Llevo conmigo tu reflexión, me ha encantado esa conversación que tuviste con tu amiga, y deseo de todo corazón que Nadie, Nadie, tenga que mendigar nada, nunca más, aunque es lo veo dificil.

Gracias por tus palabras en mi blog, "TU CASA", para cuando quieras volver.

Un beso

Ratoncilla -

Me gustan las imagenes tenemos los mismos gustos :-D
no solo en la fotografia de Kim Anderson sino en la musica , me encanta Luis Miguel :-)
Gracias Corazon por tu compañia que siempre es dulce .
Muchso besitosssss

Paulina -

Tambien lo he sentido , entonces somos todos alguna vez limosneros , buscando miguitas de cariño , amor , un gesto .
Siempre profundos tus post Corazon y siempre me voy con algo mas de lo que entre gracias :-)
Besitos y ten una superrrr buena semana

Liliana -

Agradezco tus palabras!!

Mil abrazos!!

Y...nuevamente akí, sintiendo eso
que se comparte al leer algo cuando nos sentimos identificados con una idea...

Aunque, creo...que realmente todos estamos llenos de Amor, sólo no recordamos encontrarlo dentro de nosotros, ni mucho menos desprendernos de él para regalarlo....

"Esta guerra la ganamos, resiviendo lo que damos,
Esta guerra la perdemos si algún día somo menos;
Somos muchos, somos pocos,
Somos Dos y somos Dios
Esta guerra la perdemos sin Vos"


¡Con mucho cariño!.

Mariose -

Mendigar amor... buscar afuera, de los demás... pero ¿sabes? primero hay que quererse mucho... no de forma narcicista... no me refería a eso... pero aceptarse, no necesitar mucho, para poder entregar a manos llenas, con los bolsillos llenos de amor, no de monedas.
Besos.
Me encantó como siempre.... qué de tiempo sin entrar.

Diablilla -

Un buen post!
Nunca lo había planteado así, pero de alguna u otra forma, tod@s en algún momento mendigamos sobre algo. Quizás no de esa forma, me refiero en palabras, sino en gestos, sentimientos....
A veces nos duele tanto perder a alguien o algo, q no sabemos muy bien hasta donde llegamos. Y como bien dices, el amor y la amistad, deben nacer en los demás!

besos

erik -

Seguramente.

Nyob3 -

Creo que yo también he sido según esa reflexión una mendiga...
eso me recuerda una canción de uno de mis grupos preferidos, la fuga que dice "prefiero ser mendigo que banquero, Si no tengo tus ojos, para que quiero el dinero.."
besitos

cintia -

holas, hace tantoo!!!!!
me asombre mucho con tu post, y me detuve a pensar, cuantas veces hemos sido mendigos , a veces pidiendo amor, atención, solidaridad, unas palabras o tn solo un abrazo o un beso.
un tema que me ha dejado viajando por el pasado, y pensando si realmente a los que les pedia todo eso, eran los que tendrían que haberme ayudado.
saluditos

Julio -

La paradoja del caso es que somos mendigos llevando en nuestro interior el mayor de los tesoros que jamás pudiéramos imaginar. Ahí está, esperando a ser descubierto.
Un abrazo

breveiintenso -

Mucha verdad encierra tu post.. alguna vez creo que medigue compañia. Hace muchisimo tiempo aprendí a no aferrarme tanto a las personas ni a las cosas, dejar que vengan y se vayan cuando asi lo crean conveniente y estar ahi para cuando quieran regresar.

Un besi corazconcito, hace tiempo te visitaba pero por cuasas de fuerza mayor no me fue posible estar siempre por aqui... ahora vuelvo y espero que perdure por mas tiempo.

LLuvia

mixtu -

muy bonito, amiga...
yo soy tambien un mendigo del amor e por veces, tiene dias que soy milionário. yayaya
excelente post...
beijos, meus e de carmencita

MNKANTAVIVIR -

Siempre que vengo me encuentro con algo maravilloso, pero hoy ha sido tan profundo lo que he sentido...creo que todos en un momento dado hemos sido "mendigos",...confieso que yo soy muy asi, aunque se que es malo...pero es parte de mi misma, creo que tu último pensamiento te lo robaré y lo tendré muy cerquita para recordarlo siempre...
un beso grande

pd vives en el DF Marian?

Trini -

Que cierto Mariám. Pienso que en algunos casos hemos sido mendigos de afectos. Cuando el cariño, la amistad, el afecto, deberían de ser gratis...

Besos muchos

LeeTamargo -

...Lo que nunca somos es millonarios de amor. Todos necesitamos aprender a dar y compartir...
SALUDOS, CORAZÓN:
LeeTamargo.-

buho -

¡Qué razón tienes Marian! Yo también he sido mendiga, y durante muchos años. Quizá demasiados. Pero hasta que no te das cuenta no haces nada por cambiar. Lo que pasa es que creemos necesitar más a los demás que a nosotros mismos.
Ahora paso mucho tiempo conmigo misma, dándole vueltas a mis rollos, pero he de reconocer que tengo grandes amigos a mi lado.
Besos

aminuscula -

Cierto, quien más quien menos, hemos sido mendigos alguna vez... :(

Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres