Blogia

Corazón

A veces...

Image hosted by Photobucket.com

A veces...


Cuándo mis lágrimas corren por mi rostro me avisa que tengo un corazón que siente, quiere, ama y sufre por todo aquello que no entiende pero vive...

A veces...


Te busco en el esperado amanecer y eres la luz de mis días, el lucero más hermoso de mis noches, sigues siendo el motor de mis días, a veces... me olvido que ya no estás.

A veces...


Escucho tu voz y me respondes, te cuento de mis días, de mis alegrías y tristezas, de todo lo vivido, lleno folios enteros para no sentirme tan sola y me siento querida.

A veces...


Quisiera abolir los recuerdos para siempre de mi vida pero no me atrevo, de todo lo vivido eres de lo mas amado.

A veces...


Mis lágrimas se guardan en lo más recóndito de mi alma para que nadie sepa que te extraño y pienso como el primer día en que llegaste a mi vida ¿y tú dónde estás ahora y por qué me dejaste sola?.

A veces...


Veo como las ilusiones se escaparon por el bolsillo roto de mi saco y me quede sin nada.

A veces...


Tú, yo y la nada, sólo a veces.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No...

Image hosted by Photobucket.com



... Y cuándo digo no quiero que entiendas que; no quiero, no lo deseo y tampoco está entre mis metas a seguir aquello que me propones o invitas a hacer.

Yo tendré muchas razones en mi interior, pero a ti, sólo te digo un NO escueto sin dar más explicaciones, por qué entonces sentirás que me estoy justificando o que quiero convencerte de algo que no existe. No, es no.

Con ello estoy cerrando las puertas no quiero dar pie a esperanzas mal fundadas. Así, tan simple sin dejar puntos suspensivos de ese capítulo no importa lo grande o pequeño que sea, pongamos punto final.

No

es una palabra que no debiera faltar nunca en mi vocabulario, quisiera tenerla siempre lista, para decirla sin más miramientos que ser honesta conmigo misma y con los demás. ¿Cuántas veces he pasado un mal momento por , no saber decir no a tiempo?.

El día que aprenda a decir no, estaré librándome de algo que no estoy convencida de querer y sólo ese día estaré lista para decir

con el corazón en la mano segura de que es eso / aquello lo que deseo.

Para comenzar la semana...

Image hosted by Photobucket.com

  • Siete palabras mágicas



  • ¡Muévete!



Mueve tu casa, tu cama, tu cuerpo. Camina, sal por las montañas, sal de la ultima rutina de trabajo, las relaciones y los patrones de la vida. Cambia tu perspectiva. Acércate a aquellas personas con las que puedes ser autentico y nutran tus sueños mas locos. No necesitas mover montañas, trasladar una pequeña piedra puede hacer maravillas

  • ¡Toca!





Toca las partes que amas de tu cuerpo. Da abrazos en la panadería, en el parqueadero, en las puertas de toda la ciudad. Besa a la gente en la mejilla. Acaricia a tu perro o tu gato un poco mas. Saborea la sensación de un pañuelo de seda, de una pieza de madera, de las diferentes texturas. El musgo, las cortezas, la roca y el agua. Mientras mas lo hagas te sentirás mas a gusto con el placer de tocar.

  • ¡Escucha!





Siéntate en silencio y observa cuanto hay allí para ser escuchado. Escucha a la gente, lo que realmente están diciendo. Escucha tu voz interna, esa que solo escuchas cuando la confusión de cada día disminuye. Oye el susurro de las hojas, el llamado de las ranas, el crujido de la madera ardiendo en tu chimenea. Escucha con tu corazón y siempre escucha aquello que nunca has hablado.


  • ¡Siente!





El dolor, experimenta el gozo, hasta que sientas que vas a evaporarte. Permítete reír hasta que te duela, siente el amor desde lo mas profundo de tu corazón. Ríndete a la sensualidad de la vida. Enójate y expresa tu furia, si es el caso, pero hazlo a solas. Si no sientes de verdad, no estas vivo.


  • ¡Confía!





Tu sabes lo que necesitas saber. Detén tus dudas. Aquella cosquilla interna es tu mas alta verdad y ella te servirá del mejor modo. Te arrepientes cuando desconoces o niegas tu intuición. Ten esto en cuenta: Finalmente, tú y solo tú sabes lo que es mejor para ti. Si consumes, sin darte cuenta, todo un día pintando, eso es lo que debes hacer. Si te encanta caminar al lado del océano, encuentra la forma de llegar allí. Si no confías plenamente en ti, te conviertes en moho.


  • ¡Reúnete!





Con los hombres y mujeres que amas. Toma el te acompañado, camina en compañía por el bosque, conversa y habla, lee en voz alta para otros. Haz absolutamente todo acompañado. Celebra que tu cabello, tu cuerpo y tus historias, son diferentes a las de los otros y a su vez, son completamente parecidas. Cocina y come en compañía. Párate al lado de la máquina lavadora y llora, laméntate, ríete y abrázate con alguien.


  • ¡Recibe!





Por una vez para de dar y dar a todos menos a ti mismo. Acepta los cumplidos con gracia. La voz que necesitas oír, el abrazo, ese momento para conversar, la comida en tu mesa, el dinero que necesitas, siempre serán suministrados. Ábrete a recibir, abre tus manos para que sean llenadas con abundancia. Recibe todas las cosas buenas que mereces y recuerda mostrar gratitud por tu vida.

La Independencia...

Image hosted by Photobucket.com

Hoy sangre mexicana corre por mis venas y llevo a México en la piel... estamos de fiesta celebrando la independencia de lo que ahora es un país libre y soberano. ¿Pero realmente sus habitantes somos libres?.

No necesariamente se necesita estar tras las rejas para sentirse preso. Nuestras aptitudes y pensamientos nos hacen presos de nosotros mismos evitándonos despegar las alas y volar.

Tenemos la la libertad de "pensar," en lo que queramos... Los pensamientos son nuestros y de nadie más, con ellos podemos construir castillos en el aire y ser muy felices. Es nuestra elección que sean buenos o malos.

Somos libres de "sentir," cariño, gratitud, amor, amistad y todos esos sentimientos que nacen en lo más bello de nuestro ser. En nuestros sentimientos tenemos el control absoluto, nadie los puede manipular.

Tenemos la libertad de"elegir," con quién y cómo queremos vivir nuestra vida. Nadie puede imponernos algo sin nuestro consentimiento.

Y la libertad de "expresión," existen tantas formas de comunicación por las cuales podemos trasmitir nuestros sentimientos e igualmente el desacuerdo o satisfacción. Hablando se entiende la gente.

Hoy tengo la libertad de ser quien soy y no lo que los demás quisieran que fuera.

Cuéntame de ti...

Image hosted by Photobucket.com



Ella caminaba por una estrecha calle solitaria. Observaba a lo lejos nada, y oía sin oír. Los pájaros volaban en busca de sus nidos la noche caía ya. Se estremeció al escuchar pasos apresurados que cada vez se acercaban más hasta que hicieron a la par con los suyos...

Sus ojos se miraron y se quedaron prendados unos de otros. Ese rostro desconocido estaba lleno de magia, la hizo volver una y otra vez al mismo lugar en espera de volverlo a encontrar. Sin apenas conocerlo le inspiraba confianza, ternura, amor. Su mirada triste le invitaba a saber cada día un poquito más de él. Así comenzaron a escribir una larga historia de amor.

“Cuéntame algo de ti, ¿que música te gusta y tu película favorita? Descríbeme cómo eres con el lenguaje más sencillo que exista, quiero conocerte pausadamente. ¿Cómo duermes, que te hace reír, llorar y qué sueñas? Cuéntame si tu corazón se agita ante la presencia de mi piel”.

Yo quiero decirte “que tiemblo asustada al pensar que un día te pudieras ir y dejarme sola, como aquella la primera noche que te encontré”.
Él la tomaba en su regazo y acariciaba suavemente sus sentidos, al tiempo que la abrazaba fuertemente para nunca dejarla ir... Mientras le susurraba al oído...

“Yo también necesito que me escribas contándome todo de ti...”.

Ha sido una bonita historia que termino sin oportunidad a un segundo capitulo. Pero a ella solo le basta abrir la cajita musical para que la música envuelva todos sus sentidos.

Amor...

Image hosted by Photobucket.com



Amor... que te pintas de cualquier color.

Sí hoy quiero escribir sobre un tema universal. Me pregunto ¿hay alguien en el mundo que no sepa de él o qué no lo haya conocido alguna vez?.

No me refiero únicamente al amor que sentimos por aquélla persona que hace que nuestro estómago de vueltas o que nuestros ojitos brillen como luceros y hablen sin que nuestros labios pronuncien una sola palabra.

Me refiero al “amor” en todas sus presentaciones, tamaños, colores y sabores...

¿Presentaciones? Si tú quieres lo puedes ver al espejo, sí, sí, mirándote fijamente, guiñando un ojo y diciendo: que guapo me veo, hoy será un gran día. Cuándo sales a la calle, saludas a tus vecinos les regalas una sonrisa y te despides a lo lejos con una señal. Y mientras vas por las carreteras, ves lo maravilloso de la naturaleza, todo el paisaje es hermoso y te sientes feliz por que formas parte de el. Eso también es amor, a la vida, a ti mismo y a tus semejantes.

¿Tamaños? Pues sí, no importa lo grande o pequeño que sea ese libro que te apasiona, o la película que has visto este fin de semana. ¿Qué a ti te gusta el fútbol y dicen que eres amante de él? no importa sí eso te proporciona felicidad y sí tú lo disfrutas, vívelo intensamente, cualquier hobby es bueno.

¿Colores? Ese optimismo y enamoramiento con él que hagas cada uno de tus actos le pondrá color a tu vida. Hacer nuestro trabajo con gusto y entregando lo mejor de nosotros mismos, también es amor. La belleza esta en tus ojos, en tu corazón, en tu pensamiento y tus manos harán de él la mejor obra de arte.

¿Sabores? ¿Amargo o dulce? Es un condimento al gusto, somos nosotros los que le ponemos sabor a nuestra vida.

Teniendo en cuenta que; Yo soy la principal protagonista de Mi vida. Me propondré al despertar ser “solo por hoy” la mejor amante de la vida.

Por experiencia propia, sé que el mejor estado del ser humano es estar enamorado, todo se ve hermoso, es esa persona quien ocupa la mayor parte del día nuestros pensamientos. Esperamos con ansia llegué el momento en que lo veamos... Es el motor que da sentido y motivación a nuestra vida.

He aquí un secreto que alguien me ha confiado...
Image hosted by Photobucket.com
"Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida".

Horas...

<em>Horas...</em>



Hoy, estuvo en esa sala de espera. Esperando a alguien que no iba a llegar, viendo pasar inmóvil las horas, soportando el frío de la elegante pero solitaria noche, mendigando apenas una mirada que se dirigiera a ella, una voz que le dijera “hola”. Así una vez más el paisaje paso inédito frente su ventana.

Que ilusa, pensó que podía escapar, nuevamente cayó en sus redes y ha vuelto a ser el mismo mimo de ayer, el que un día fue estatua de carne y hueso, su función era observar y callar. Pero nunca le prohibieron sentir y amar. Una noche más en la sala de espera, sin nadie fijo a quien esperar. Viendo pasar el tiempo, mientras salta una pregunta ¿quién se ríe de quién? Ella cree que se ríe de la vida, pero en su interior y muy a su pesar sabe que hace tiempo se convirtió en bufón y ha permitido que la vida siga riéndose de ella.

La vida sólo se vive una vez, la toma o la deja, pero no puede continuar así. Las horas no pasan, las horas se quedan allí, la que realmente esta pasando y sin boleto de vuelta es ella. Las alas siempre las ha tenido y sabe que puede volar, pero hay algo de lo que no se puede soltar.

¿Por qué gritas?

<em>¿Por qué gritas?</em>



...Ya recuerda cuándo era pequeña mamá siempre le decía:

-“¿por qué gritas tanto cuándo te enojas? Nos tienes tan cerca que sí hablas despacio igual te escuchamos ¿por qué intentas golpear a tu hermano, es que no lo amas?”.

Extendía sus brazos para abrazarla al tiempo que explicaba:

“Cuándo pase el tiempo te darás cuenta que no todo en la vida se resuelve gritando y menos con golpes. Solo complicarás la situación. ¿Sabes? El día que te enamores, hablarás muy despacito, casi al oído del ser amado, por qué entre sus corazones existirá poca distancia y estarán unidos por dos únicas razones; el amor y respeto. Las palabras y aptitudes que tú emplees servirán para que ese sentimiento crezca cada día más. Así pasará con tus amigos, compañeros de colegio etcétera, hablando siempre te entenderán mejor. Habrá momentos en los que las palabras no sean necesarias pues una sola mirada expresará todo lo que sientes. Cuando te enfades no grites, eso sólo creará una barrera y la distancia cada día será más grande. Ten presente que no siempre estaremos contigo, ni tampoco el ser amado. Llegará un día en que la distancia sea tan grande o tal vez el camino no tenga regreso”.

Mientras recordaba las palabras de mamá, decía ¿Por qué ella siempre tiene la razón?.

Huellas...

<em>Huellas...</em>

Hay rostros de personas, momentos vividos,  caminos y lugares, rasgos de escritos, que se fijan para siempre en nuestra memoria de una forma única  y se hacen imborrables.

 Soy caminante errante y por conveniencia a mí existir, en ocasiones olvido mi procedencia y otras veces ni siquiera pienso en el destino de mis pasos que van dejando huellas. Cuándo algo o alguien me proporciona felicidad   me gusta apostar todo por nada, explorar y perderme en ese instante, ahora mismo mi mente y corazón conserva gratas huellas de esos paisajes de mi vida.

 Hoy que caminé por esos antiguos caminos e hice un recuento de las huellas que he ido dejando y a la vez he ido recogiendo, son grandes tesoros. No importa lo grande o pequeñas que puedan ser, lo que realmente importa es saber que tú, ellos y, ¿por que no? todos nosotros de alguna manera hemos estado ahí.

 Gracias por tu amistad que deja su huella indeleble en mi corazón...

 

 

La playa...

La playa...

La arena de la playa acariciaba suavemente sus pies, jugueteaba con las olas y su mirada se perdía allá dónde el horizonte se junta con el mar. Volteo y vio las huellas que iba dejando en algunos sitios las olas las habían borrado pero otras tantas estaban remarcadas.

Así son las huellas que nos van dejando desde nuestra niñez los rostros de las personas, los rasgos de escritura que se fijan en nuestra memoria y recordamos con cariño o tristeza. Soy un caminante errante a quien la vida le muestra un laberinto con muchas entradas que no sé si tengan salida y en momentos no sé cual elegir. Lo que realmente es cierto es que cuándo algo me gusta exploro y camino lentamente hasta perderme en la búsqueda de lo que deseo no importa el resultado.

Así como hoy de vez en cuando me gusta voltear mi vista y ver las huellas que voy dejando. Sí unas son pequeñas, otras son grandes y otras se las ha llevado el mar. Pero unas serán suficientes para que la vida sepa que estuve allí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Soñar...

<em>Soñar...</em>



...Ganas no le faltaron para renunciar a la visita de hoy, pero hizo un sobre esfuerzo y como robot emprendió camino. Cuándo se dio cuenta ya estaba recostado en el sofá desde dónde últimamente veía caer la tarde. Ella tan dulce y amable como siempre tomó sus manos entre las suyas y acariciándolas suavemente comenzó:

“¿Cómo estamos?, nuestro trabajo de hoy y siempre es hacer que no te mueras tú también. Llora sí es que así lo sientes, deja tus lagrimas correr libremente purifican el alma. Después abre tu corazón, déjala partir, cuál si fuera una golondrina en otoño. El amor sigue vivo no tiene por que morir, existe en tu vida y dónde alguna vez hubo fuego cenizas quedan, solo esperan un leve soplido para volver a convertirse en llamas. Podrás seguir viviendo sin ella, volverás a amar. La vida es como la rueda de la fortuna, hoy estas aquí, mañana no lo sé. ¿Sabes? Cuándo un campesino siembra sus semillas lo hace con la firme idea de que un día volverá a ese campo a recoger el fruto, pero sí por alguna extraña razón su cosecha no es la deseada, jamás lo veras removiendo la tierra para buscar las semillas. ¿Entonces tú, por qué te empeñas en remover las cenizas de un algo que se ha ido y no volverá? Sólo te proporcionan desconcierto e inestabilidad. Cuándo des amor, no esperes recibirlo de igual manera, mucho menos pienses que será por toda la vida, vívelo en el momento y disfruta de él, para que en los tiempos difíciles como estos te alimenten el alma y te den fuerza para seguir sembrando con ilusión. Siéntete feliz de saber que eres capaz de amar sin reservas ni medidas, que el amor que hay en ti es tan suficiente para amarte, quererte y cuidarte. Ella se ha ido y tú tienes el compromiso de vivir y disfrutar por los dos, con mas entusiasmo y alegría”.

Sonó el despertador, era hora de levantarse.

¿Qué es el silencio?

<em>¿Qué es el silencio?



Es la capacidad de pensar sin cabeza, volar sin alas, caminar sin pies, observar sin perturbar, escuchar sin interrumpir, palpar sin crear incomodidad, disfrutar de una flor sin robarle su aroma, pero sobre todo la capacidad de entrar en uno mismo y ver nuestra realidad...


Momentos maravillosos que vivo en el silencio y soledad de mi habitación, observo por la rendija de la persiana a las estrellas que brillan cual si fueran la luz de las luciérnagas alumbrando la noche.

Voy reconociendo nuevamente quien soy. Alguna vez he pedido que se pare el mundo por qué inconscientemente he querido bajarme de el. Sonrío y pienso: "Ha sido una gran mentira o tal vez lo he dicho de broma", ahora mismo no tengo intenciones de dejar de ser. El amor por mi vida me permite mantener el corazón abierto lleno de buenos sentimientos capaz de dar y recibir amor. En silencio reconozco el entusiasmo por crecer y aportar lo mejor de mí.

En esos momentos cuando he caído, cuando se han agotado mis fuerzas y el viento sopla queriendo apagar la luz de mi camino y todo se torna oscuro, sé que soy fuerte, capaz de seguir creyendo, andando y viviendo.

En otros momentos el silencio hubiese sido enloquecedor, pero hoy simplemente lo he disfrutado.

Con cariño...

<em>Con cariño...</em>

Te deseo:

                         Salud,        

          Paz,

                                                 Felicidad,

                                                                               Amor,

Dicha,

                                           Prosperidad.

Secreto a voces...

<em>Secreto a voces...</em>

Hoy cuándo salí a corretear con mis amigos oí rumores de que papá y mamá no son mis papás dicen que soy adoptada... -¿No vas a llorar?- preguntó pepe. Yo encogí los hombros y dije: -¿Por qué debería hacerlo?, Papá y mamá son los mejores del mundo. Me han dado todo el afecto, amor, comprensión y respeto del mundo. Desde que tengo uso de razón me han permitido ser parte de su vida. Ahora comprendo un poco más el secreto  que alguna vez mamá me confío entre lágrimas “¿sabes pequeña? Hoy quiero confesarte algo; tú no creciste en mi vientre, pero desde que llegaste a mi vida has crecido en mi corazón. Nunca antes había sido  tan feliz, tú has sido capaz de cambiar el escenario de mi vida”.

“Ya ves, “chiquin” tú, tampoco creciste en mi vientre, pero desde el día en que te adopté comenzó a crecer en mi corazón un cariño infinito por ti, al grado de que todo lo que te pasa me inquieta, hoy eres un fragmento de mi vida, “te quiero”.

Ayer pensé decirte...

<em>Ayer pensé decirte...</em>

 

Qué en ese preciso momento estaba  pensando en ti.

Que me sentía muy orgullosa de formar parte de tu vida.

Que no existía un solo instante en que te apartarás de mí.

Que cuándo no te veía te extrañaba.

Que me encantaba conversar contigo, unos días más que otros.

Que necesitaba saber de ti.

Qué me encantaba el calor que me trasmitías al estrechar tus manos.

Que deseaba sinceramente todo fuera bien en tu vida.

Que celebraba tus éxitos como si fueran míos.

Que te admiraba.

Que mi mundo eras tú.

Que por ti era capaz de hacer cualquier cosa en la vida.

Que mi amor, amistad y cariño eran incondicionales.

Que me importabas siempre.

Que te quería tal y como eras.

Que creía en ti.

Que cuándo estaba entre tus brazos deseaba detener el tiempo.

Qué... qué, me abrazarás fuertemente y no me dejarás nunca ir.

 

¿Por qué dejé pasar tanto tiempo para decirlo? Hoy, simplemente ya no estás aquí.

Como un jardín...

<em>Como un jardín...</em>

Ellos, son una pareja con muchos años de casados. Los primeros años fueron  llenos de felicidad, después la vida se torno repetitiva. Un día él pensó en abandonar el hogar  que juntos eligieron para compartir su vida. Había un único motivo simplemente ya no la quería. Le relató a su mejor amigo, quien  siempre había sido su fiel consejero. 

 -“Ama a tu esposa siempre".  -"¿Cómo hacerlo si ya no siento nada por ella?"  -"Ámala, cómo en un principio. Revive  la decisión de amarla con dedicación y entrega . Recuerda que amar es un verbo que da como resultado el  amor. Y el amor es como un trabajo de jardinería que consiste en cuidar diariamente las flores, cuándo alguna hierba mala comienza a nacer hay que arrancarla y no dejar que eche raíz pues si nos descuidamos podría desecar todo nuestro jardín. Tu esposa es como ese jardín,  cuídala... Ten en cuenta que la vida es una rueda de la fortuna y, siempre deberíamos estar preparados ante cualquier crisis. Las plagas y sequías pueden invadir nuestro jardín pero no  por eso lo debemos abandonar, al contrario lo debemos tratar con mayor dedicación y cuidar de él para qué vuelva a florecer. Así mismo en el amor, los  momentos de crisis se pueden superar siempre y cuándo tú lo quieras, lo único que se necesita es tener los deseos de luchar y seguir adelante. Cada día; admira, respeta, acepta, valora, da amor, comprensión y ternura a esa persona con quien compartes tu vida. Simplemente ámala y déjate amar".

¡¡¡Ésta noche llegan los Reyes Magos!!!

<em>¡¡¡Ésta noche llegan los Reyes Magos!!!</em>

Gritaba Martín. Sus ojos resplandecían como dos luceros y sus manos aguardaban una hoja doblada, su semblante esbozaba una sonrisa ¡Qué felicidad! “Mamá ¿ya tienes mi globo para la carta?” Toda la tarde fue un ir y venir por el pasadizo de las oficinas.

Yo, no lograba impedir escuchar sus súplicas y reclamos. Durante esto sucedía mi imaginación emprendió un vuelo y se remontó de mi niñez, ¡que tiempos aquellos!. 

Los tiempos han cambiado mucho, pero  lo que no creo que haya  cambiado  es la ternura e ilusión con la que se esperan esos tres protagonistas que se hacen tan reveladores en nuestra niñez.  

Tomé un folio en blanco y me decidí a escribir mi carta a los reyes magos...

Queridos Reyes Magos: 

Les escribo para saludarlos y decirles lo mucho que los amo. Desde que supe de su existencia fueron una lucecita de ilusión en mi corazón... Bueno sí con el paso de los años algunas veces se ha disminuido, pero en la vida todo cambia y que yo cambie no es extraño.

Hoy desde lo más humilde de mi ser quiero solicitarles re-surtan la cestilla elemental con los ingredientes que llegué a ésta vida todo era inédito y en cantidades titánicas. Quiero; un manojo de paciencia, otro de tolerancia, una ampolleta grande llena de esperanzas y de fe. Bueno me da pena exponerlo pero de igual forma  solicito una dotación de imaginación que se ha esfumado y mis días los he tornado repetidos. Ya sé, estarán pensando que he exagerado y  solicitado tantas cosas pero si me consienten quisiera adicionar un dispensario de emergencia que contenga; un frasquito de tabletas para tomar una dosis cada vez que decline mi fuerza de voluntad y logre seguir continuamente progresando, unas tiritas y botellita de antiséptico para medicinar mi corazón cuándo sea lastimado. Una bolsa amplia de basura para deshacerme de  todo lo que ya no valga en mi vida. Un reloj  que me haga recordar cotidianamente que cada segundo de mi vida vale oro y así aprenda a valorar el tiempo. Les solicito una tonelada de salud y deseos de vivir para ir en busca de mis sueños.  

¿Podrían interceder ante Él, para que se me concedan todos mis deseos?

Con cariño, 

Corazón...

Felicidades...

<em>Felicidades...</em>

Querida (o):

Búho, Trini, LeeTamargo, Blind, Piruleta, David, A minúscula, Toria, Comella, Fantasía, EnzoAntonio, Mirela, Erik, Bárbara, Azusa, White, Dulce, Cintia, Esther, Con Sal en los Labios, Marian, Gemuina, Juanito, Mariana, Rosa Roja, Julio, Maite, Mixtu, Alma, Axtron, Arditbeltza, Brisa, Choi, Galatea, Hechicera de la Luna, Javier, Omar, La hora de las brujas, Mirada de un Ángel, Murallita, Bonifasi, Lizzye, Micro, Nimue, Kuan, Tonificante, Mariose, Davinia.

Si tu nombre se me ha escapado, espero me disculpes. A todos les deseo lo mejor de la vida.

Felices fiestas ¡Sí!

MaríAn...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres