Blogia
Corazón

Con Corazón

Descalza...

<em>Descalza...</em>

En está noche de insomnio se acercó a mi y dejé que hablará.

"Caminé hasta la ventana y observé el tiempo que  pasa… Recordé la magia que me trasmitías a través de esas letras que subían y se perdían en el infinito. Eran folios y más folios llenos de adrenalina pura. Había días en las que éramos capaces de rozarnos la piel, otros nos alejábamos hasta el mismo infinito perdiéndonos entre la nada, pero a pesar de todo terminábamos buscándonos el uno al otro, ¿no lo podíamos evitar? Es la hora en que no comprendo muchas cosas, pero de algo estoy segura si te volviera a encontrar te volvería a elegir para que fueras una vez más el ángel de mis madrugadas.

En casi nada fuiste el bandido capaz de robar mi corazón, me enseñaste y yo aprendí a quererte a pesar de la distancia, ambos sabíamos como expresar nuestro cariño con las palabras mas simples llenas de sentimiento, te di todo lo poco que tenía y te lo di con mucho gusto, no existía ni siquiera un minuto de mi día en que no pensará en ti.  Que bien lo pasábamos y disfrutábamos.

Hoy estoy segura que no ha sido el trabajo, ni tampoco tu ordenador, también sé que no es por que te hayas olvidado de mí. Ya no me pregunto ¿Dónde estás, por qué no has llegado? Hoy simplemente me he sentido tan impotente ante la inmensidad de la red. Pero aún así hay un algo que me hace mantener el lazo frágil que un día nos unió y que a pesar del tiempo no se ha podido romper, es el amor y todo eso que nos dábamos en cada palabra y minuto compartido. Es ese sentimiento que sólo tú y yo conocimos  y que no necesitaba más letras para explicarlo, nos cansaríamos de hacerlo y pocos lo entenderían, hasta podrían llamarnos locos. Y sí, al final fuimos dos locos de amor.

Pero me acuerdo de ti que te has marchado sin previo aviso. ¿Sabes?  esa herida ya no duele tanto como hace algún tiempo. A todo me he acostumbrado menos a vivir sin ti".

¿Ei viejo por qué estás enojado?

<em>¿Ei viejo por qué estás enojado?</em>

 -“¿Qué cómo lo sé? Ah bueno solo hace falta ver tus ojos y notar tu indiferencia, cuéntame ¿es por qué te he dicho que me llames por mi nombre y por qué me trepé a ese árbol para ver los nidos de los pájaros? Entiéndeme soy un cachorro y tengo  sed  de descubrir todo lo que me rodea”. 


  –“Bueno sí, en parte es por eso pero también sabes que es por qué cuándo estabas haciendo los deberes quise corregirte y no me lo has permitido, encima no dejas de preguntar e indagar todo lo que se te presenta enfrente”.  
–“Déjame equivocarme, te prometo que no te  culpare por mis errores, corrígeme y aconséjame, pero no me exijas que haga las cosas como a ti te hubiese gustado hacerlas, quiero equivocarme pues  serán la base de mi aprendizaje. ¿Cómo quieres que me quede quieto? Si en mi interior habitan muchas mariposas y son las que me inyectan esos deseos de volar y saber cada día más... Humm, ¿acaso tú quisieras que fuera un caracol, todo el tiempo temeroso y guardado en mi caparazón para que nadie me haga daño? Déjame aprender a distinguir entre lo bueno y lo malo. ¿Sabes? Hay algo que quiero pedirte no me ridiculices, ¿te acuerdas cuándo me encontraste pulgas? Ah, cuándo llegó toby y la vale no perdiste el momento en contarlo, ya sé, según tú para ver si me daba pena y aprendía a ser más cuidadoso en mi apariencia pero... Ya ves, las pulgas no desaparecieron por arte de magia, ni siquiera por qué lo has pregonado. Aunque me veas muy cachorro merezco respeto. En vez de avergonzarme, estimula mis sentidos, para que crezca valiente y seguro de mí mismo y pueda ser  capaz de ir por todo el campo  en busca de conquistar lo que deseo.   Permíteme vivir  mi presente y de vez en cuando soñar con el  mañana sin olvidarme del enorme valor que tienen mis raíces.  Mi vida no es ninguna competencia, no me compares con el cachorro de al lado, ya que puedo ser mejor o peor según lo quieras ver. Para mí lo más importante es hacer lo mejor que pueda mis tareas y sentirme satisfecho. Ámame, respétame, corrígeme y acéptame tal y como soy. Lo necesito”.

Y me pregúntabas...

<em>Y me pregúntabas...</em>

 "¿Cuánto me quieres?” Mis brazos rodeaban tus  hombros y mis labios se apretaban a tu  mejilla, al tiempo que susurraba a tus  oídos “de aquí al cielo”. Tú me separabas para observar mis ojos y me gritabas “yo no te quiero, yo te amo de aquí al infinito”. Era una manera de hacerme sentir muy querida, siempre tenías formas de expresar tu amor. Mientras tanto te conformabas con el poco cariño que yo te daba. Creo que con el hecho de tenerme entre tus brazos y verme crecer sana y contenta era suficiente para hacerte feliz.

Por eso yo siempre digo que eres la rosa más bella del jardín, capaz de dar el amor más sincero y tierno que existe en el mundo. No tiene limites, lo das en abundancia sin comas, puntos ni acentos. Tu corazón tiene la sabiduría de aceptar tal como son todos tus pétalos tan únicos y diferentes, con  sus defectos y virtudes, pues son un pedacito de ti.

Sí, eres la flor  que al paso del tiempo sus pétalos se han marchitado pero su corazón esta siempre vivo y en ninguna época  o estación de la vida deja de sentir y de re-florecer para acariciar con tus manos,  tus ojos, tus palabras,  tu presencia,  a  estos tus hijos. Tú sí eres amor del bueno inconfundible e incomparable.

Eres lo mejor del mundo, ¿sabes por qué? Por qué si no fuera por ti,  no estaría ahora mismo aquí. Gracias por darme la vida... MAMÁ.

Mariposa

 Mariposa

Caminaba por el campo,  cuándo de repente vio una mariposa  pasar. ¡Qué bonita es! Destila belleza, armonía y felicidad, no pudo resistir y la abordo para cuestionarla;  “¿Dime, cuál es tu secreto para volar tan segura y tranquila por la vida?” 

“No hay secretos, bases ni reglamentos que seguir, solo tienes que ser original y creer en ti. A mí por ejemplo de vez en cuando... 

Me gusta posarme  en el pasto y desde allí levanto mis ojos al cielo,  sueño que  dejo de ser una pequeña mariposa y me convierto en una valiente y erguida águila, que  se enamora de las estrellas pero no deja de ser fiel a sus raíces. Más que ser  bella,  busca estar en paz con ella misma, gustarse  en todos los sentidos y  aceptarse  con todos sus defectos y virtudes.  No le importa lo pequeña o  grande que sea ante la vista de los demás, lo más importante es emitir su luz propia   como la  luciérnaga. Le gusta creer en sus sueños. Sabe que es capaz de conseguirlos.
Después de esa experiencia maravillosa, me levantó sacudo mis alas y sigo mi camino, siempre adelante”. 

Cinco rarezas...

<em>Cinco rarezas...</em>
  • Me gusta dormir con el pijama al revés y los calcetines son parte fundamental del equipo para dormir. (Mi familia dice que soy mata pasiones).
  • A la hora de comer cualquier alimento me gusta que este bien caliente. El picante es parte fundamental en mi comida, prefiero la fruta a la que pueda agregarle chile en polvo. (Comer sin picante es como no comer).
  • Comienzo las revistas y los libros de a atrás para a delante. Es una manía que no puedo erradicar.
  • En mi arreglo personal puede faltar el rimel o el lápiz labial, pero jamás el perfume.
  • En cuestiones del amor son muy extraña. Me gusta fijarme en los imposibles y soy muy sincera, contrario a todo esto siento que nadie puede ser sincero conmigo y cuándo me dicen "te amo" siento que están mintiendo.

Una más...

  • Soy de las personas que dice: "el cine, se ve mejor en el cine". No sé lo que es ver una película en casa. No me apetece hacerlo.

¿Soy rara?

****************************** 

Gracias Búho  por la invitación. Y como se trata de invitar a otros cinco compañeros comienzo por el maestro LeeTamargo, la querida ladrona de sonrisas Galatea, mi gran amigo Las cartas de Bonifasi, al gran corazón de La muralla. ¿Aceptan la invitacón? Les reiteo mi agradecimiento anticipadamente. Y disculpen si han sido invitados con anticipación. Sí ese es su caso solo hacer omisa la presente.

Una gran lección...

<em>Una  gran lección...</em>

 Permíteme  presentarte a "gus", es  un perro de peluche,  tiene una mirada cautivadora y un rostro que lo convierte en una ternura.  Aunque no dice nada pero si tú supieras cuánto me escucha, además es un buen pretexto para no sentirme  "loca" cuando hablo sola  en estás cuatro paredes...

“¿Sabes gus? Últimamente tengo mucho trabajo y poco puedo voltear a la ventana, pero hoy por pura casualidad volteé y en la acera de enfrente vi a dos hombres paralíticos que iban felizmente en su silla de ruedas. ¿Cómo sé que iban felices? Ah, bueno era fácil de adivinar se veían alegres, sostenían una amena plática no  sé de lo que hablaban,  pero sonreían y con ademanes señalaban el paisaje que había frente a ellos. Hay, gus... ¿qué tonta soy verdad? Mira,  puedo ir a dónde yo quiera sin la ayuda de nadie y por la mínima cosa lloro y me lamento, míralos a ellos que no tienen pies y sonríen.  

Seguramente  tienen presente todo lo bueno que poseen, entre ello la vida misma y allí nace su alegría. En cambio yo  pienso en lo que no tengo, en lo que he perdido y pocas veces  me detengo a agradecer todo lo maravilloso  que la vida me ha dado. Verlos allí tirando para delante a dos manos impulsando esa pesada silla de ruedas, me ha inyectado optimismo,  he pensado en lo afortunada que soy.  

Yo creo que primero debo quitar todas  esas telarañas de mi mente,  que contaminan mi corazón de pesimismo y me atan a la nada. Si, gus... yo lo sé, la vida es bella de verdad pero hay que saber vivirla y sentirla para decir que   realmente estoy viva. ¿Qué dices gus?”. 

 

Secretos...

 Secretos

Se acerco y le dijo. “¿Te puedo contar un secreto?”. Era la necesidad de sentirse escuchado y compartir esa pesada carga.  A partir de entonces ya no era secreto, lo sabía alguien más y no estaba seguro de que lo guardará como había prometo. “Por favor no se lo cuentes a nadie”.  

Aunque si bien fue cierto que en su momento logro sentirse más ligero, después tenía doble preocupación. Sabía que nadie mejor que él para guardar sus secretos. ¿Qué posibilidad existía de que esa persona guardará con lealtad ese tesoro que le había confiado? Ninguna, tal vez hoy simplemente haya soplado a aquéllas cenizas que dentro de poco en infierno conviertan su vida. 

Hay secretos que se deben callar y no estarán mejor guardados que en uno mismo. Pero cuándo encuentres uno que te haya llevado a la felicidad y éxito no dejes de compartirlo.

Como si fuera el primer y único...

<em>Como si fuera el primer y único...</em>

 ... Y tomó ese grueso libro color amarillento que guarda en el fondo del estante. La primera hoja data del año 1970. Siempre que lo hojea logra ganar su atención y se vuelve a involucrar en cada pasaje que muestra de su vida.  

“Mira estas paginas han sido escritas con tinta de colores suaves y brillantes,  describen  los recuerdos más hermosos y momentos mágicos e inolvidables. Mis ojos se iluminan y brillan como dos estrellas, mi corazón se llena de ilusión. “Que tiempos aquellos”. Ahora mira estos  capítulos llenos de faltas y errores que si bien pude darme cuenta de ellos, una vez escritos  ha sido imposible omitir o borrar, la vida no me da  la opción de eliminar pasajes ya vividos, pero a cambio me ha  dado  la oportunidad  de aprender  y evitarlos posteriormente. 

No puedo  evitar las lagrimas cuándo te muestro  uno de los últimos capítulos que  he escrito en éste  libro “está escrito con tinta negra, tan negra como mi suerte”.  Así pensé y cuándo releo quisiera  arrancar las hojas, hacerlas añicos y tirar  a la basura, para después regresar el tiempo, comenzar la historia y escribir un final diferente.  Ya,  eso no es posible y lo sé, como también sé  que  Dios me ha dado la oportunidad de ser el autor de  ese libro al que  le quedan muchos folios en blanco, no sé  cuántos más podré  llenar.  Así que hoy  he decidido escribir  como si fuera la primera, la única y última página de mi vida, lo haré llena de optimismo voluntad”.  

Es solo una de las miles  historias que se escriben a diario en todo el mundo.

La última cuerda...

<em>La última cuerda...</em>

Dando su paseo diario vespertino vio a lo lejos el cuerpo de aquél violín que en otros tiempos tantos aplausos recibió. Estaba tirado sobre la hojarasca parecía muerto, silenciosa y cuidadosamente se acerco y posó  sus manos sobre una de sus cuerdas, estaba vivo había emitido un leve sonido.

“¿Qué té pasa, por qué estás tan mal?,  No sé que esté pasando a tu vida. Es evidente que tienes un problema personal, familiar o profesional  que  está afectando tu autoestima.  Levántate no todo está perdido aún tienes una cuerda viva que si le permites puede hacer  vibrar toda tu existencia.  Es la cuerda de la perseverancia, inteligentemente te motivará a intentar una vez más con paso  más lento que antes pero firme,  buscando alcanzar  un nuevo horizonte. ¿Sabes? Al simple roce de tus deseos de continuar  en pie  con ella emitirá  los sonidos más bellos y esperanzadores que motivaran y brindaran resultados favorecedores a tu diario vivir. 

Anímate, hoy es el gran día para tocar esa última cuerda. Utiliza tu imaginación y reinventa tu presente innovando continuamente.  Tú eres la mejor cuerda del universo. No dejes de creer en ti”.  

Para todo el mundo...

<em>Para todo el mundo...</em>

Y especialmente para ti,  que eres  muy importante en la vida y  le pones un toque mágico a éste maravilloso mundo virtual, con cariño... 

 

felicidades

Un motivo más para desearte...

navidad

 Algo azul, Alma, Alma de mujer, Ardibeltza, Astrópolis, Axtron, Azul de blancos, Blind, Brisa, Búho, Comella, Dark ángel, Dugongo, El alma al aire, El mundo de Choi, En el camino, Enamorado de un sueño,  Erik, Galatea, GreGori, Hechicera de la luna, Javier, Julio, Omar González,  Pilu, Sandy, Susi, Tintero, Kardhusky, La hija de la luna, La hora de las brujas, La mirada del ángel, La muralla, Largo camino al..., Las cartas de Bonifasi, LeeTamargo, Lefou, Libertad es Antonia, Los poemas de Shanna, Lunitaaaaa, Lyzzie, Mar marfil, Meditando con laika, MiCrO, Mirada, Nimue y su kaos, Nukkanya, Caos, White, ¿Quién sabe?, Tonificante, Juanito, Marihose, Mnkantavivir, Scape, Nociones de..., Utopia_Joaquín, Trazos, Cuentos de Davinia,  Cynthia, Diablilla, Gemuina, Arturo, Bohemia, Veny, Felicienta, SilenHades, Sory, Cabo blanco, Caro, Azzura, Darthz, Mixizar, Gema, Ideas. 

Levanto mi copa y brindo por todos aquellos que están, los que  se han ido y los que vendrán, deseando que hoy, mañana y siempre la vida les colme de ;

Paz,

Salud,

Amor,

Felicidad

Dicha y

Prosperidad. 

¡Feliz Navidad!

************

Gracias a todos por sus buenos deseos, por estar aquí, por todo lo que me dan en cada lectura, cada comentario. Ha sido un año lleno de sorpresas, lo he pasado muy bien a su lado y espero que sigamos así, compartiendo y disfrutando la magia de esta amistad virtual única que sólo los que la experimentamos sabemos lo grande que es.

Les dejo  mi cariño, gratitud  y más buenos deseos que no se acaben nunca, nunca.

Por cierto  Blind, muchas gracias por por la postal de felicitación   que ha quedado muy bien, como todo lo que haces Wink

 

 

Sólo un sueño...

<em>Sólo un sueño...</em>

 Hoy soñé que tomaba el control de mi vida y que no permitía que nadie me indicara que camino tomar o a que velocidad conducir. 

 Soñé que trabajaba  por conseguir mis sueños,  durante el camino tenía  muchas caídas que me provocaban heridas pero al final eran ellas las que me inyectaban energía y coraje para no rendirme ante ninguna adversidad.  

Soñé que mientras caminaba me encontraba varias veces con  ella  en diferentes manifestaciones “la mata pasiones”, pero no la escuchaba  pues  nadie mejor que yo conoce mi vida y ella siempre logra desanimarme. 

 Soñé que por primera vez en mi vida era  un poco egoísta y pensaba solamente en mí, disfrutaba  de la vida sin pensar en si la gente que se encuentra a mí alrededor estaba feliz con mis actos o no. 

Soñé que era yo quién elegía  como vivir,  que me escuchaba a mi misma y  seguía los impulsos de mi corazón sin dejar nunca de creer en mí, que mantenía la esperanza, persistencia y alegría  siempre hasta el final. 

Soñé que tomaba el  volante de mi vida y la conducía  hasta dónde se encuentran las estrellas que brillan con luz propia.  

“Sí, era sólo un sueño”.

Amor inconcluso...

<em>Amor inconcluso...</em>

Por los besos que no nos dimos.

Por la fruta que no comimos.

Por los hijos que no tuvimos.

Por los libros que no leímos.

Por la vida que no compartimos.

Por el viaje que no hicimos.

Por la mitad del amor que te llevaste

y todo lo inconcluso que nos quedó por hacer,

hay una cita pendiente... Esperáme, no sé cuándo

pero llegaré.

Las preocupaciones...

<em>Las preocupaciones...</em>

Hace tiempo que no experimentaba de tanta tranquilidad como hoy...  no sé mi mente la siento ligera, por el día puedo concentrarme en mis tareas y por las noches concilio el sueño en cuanto llego a la cama. 

Antes me causaba gracia cuándo “Anita” se quejaba conmigo por que su esposo es muy “conchudo y len torio” (es un hombre que parece que no le preocupa nada y hace todo con mucha calma), yo en cierta manera hasta  admiraba su carácter y pensaba “yo quisiera ser como él”.  

Hoy  mi mente no tiene tantas cosas en qué, ni quién pensar, está de ociosa  “para que me preocupo tanto si  muchas situaciones o acontecimientos no están en mis manos ni bajo mi control”.

El año pasado a estas fechas tenía muchas preocupaciones y encima veía que nada de lo que me había propuesto a principio de año había realizado. Cuándo comenzó  éste año no me fije metas a cumplir, no sé si eso sea bueno o malo,  alguien me dijo “es que no tienes aspiraciones”, no es precisamente eso, si no que he comprendido que de nada me sirve angustiarme por un mañana que no sé si existirá.  

Cuándo termina el día agradezco por que ha sido un día más y al despertar nuevamente doy las gracias y lo comienzo a vivir con fe, esperanza  y   voluntad que la mantengo anclada en la del Señor. Es lo que siempre me ha dado fuerza para mantenerme firme como un muro ante la adversidad de los fuertes vientos.

Sería bueno que las preocupaciones no tuviesen cavidad en nuestra vida, no ayudan en nada y nos consumen poco a poco y al cabo del tiempo nos damos cuenta de  que seguimos viviendo.

Diario...

<em>Diario...</em>

¿Sabes? Hoy pensé mucho en papá. Los años han pasado y su rostro no puede ocultarlo. Para mí sigue siendo el hombre más guapo del mundo. ¡Ja! Ya recuerdo que de pequeña fue mi primer héroe, cuándo me llevaba en sus hombros me sentía como una muñeca con el hombre increíble,  nadie me podía hacer daño, él no lo permitiría. Cuándo tenía 5 años me regaló un enorme muñeco que se llamaba “poncho” (así lo decía su envoltura), por primera vez jugué a ser mamá, lo bañaba, cuidaba y daba de comer. Apenas si podía llevarlo en brazos “era un poco más pequeño que yo”. Cuándo tenía como 7 u 8 años papá enfermo de una grave enfermedad y yo era su enfermera de cabecera. No podía ni quería irme de su lado, todo el día lo fastidiaba con preguntas tontas y acariciaba su cabello (tan negro como la oscuridad de la noche). No sé si eso a él lo hacia sentir mejor, pero sí era lo contrario nunca me lo dijo. Cuándo era hora de ir a la consulta médica desde la ventana le gritaba “¿papito voy?”  y mi llanto no se hacía esperar. Él con la mirada triste me decía “espérame que volveré más pronto de lo que imaginas” y el auto se perdía en el camino.

Pronto tuvimos la fortuna de ir por los prados a correr y si nos sorprendía la noche de vuelta a casa mirábamos juntos las estrellas y me decía “-¿ves ese lucero?  Pues allí estás tú y en el que está junto estoy yo. Sí un día por azares del destino nos llegamos a separar desde allí te seguiré diciendo que te amo”. “Pero tú nunca te vas a ir y siempre estaremos juntos”. Ja, era niña y en  mi mente no existían las separaciones y mucho menos la distancia, yo quería estar siempre a su lado. 

El tiempo pasó sin compasión, las hojas del calendario parecían tener prisa yo me hice  mayor y él más. En sus palabras desde siempre sembraba la confianza y autoestima. Me cuido con amor, me dio lo mejor que había a su alcance y me hizo saber que siempre fui deseada y querida. Me enseñó que el amor no da poder, más bien me dijo del poder que tiene el amor en nuestra vida. Yo me sentía segura de ir por la vida sin miedos, sin ataduras, y mucho menos complejos.   

¿Qué dirá la niña que un día hábito en mi? ¿Se sentirá orgullosa o sentirá pena? Y sí papá pudiese entrar en lo recóndito de mis pensamientos que diría del guiñapo que se deja manejar al antojo del miedo, inseguridad y poco amor propio.

Ya sé si yo tuviese la confianza y valor de decirle lo que me pasa no levantaría su dedo para señalarme, ni siquiera lo pensaría. Alcanzaría sus brazos para abrazarme y decirme  “no esperes a qué alguien más adorne tu alma, siembra tu propio jardín para que nunca te falten flores”.

Un día...

<em>Un día...</em> En la playa se dedicó a construir un castillo de arena, tardo varias horas,  cuándo fue por sus hermanos para enseñar su obra de arte al volver se dio cuenta que estaba destruido. ¿Alguien pasó sobre el? ¿Lo hicieron a propósito? Fueron algunas de las preguntas que se quedaron sin respuesta. Ella siendo chiquilla aún, lloro por su desventura, algunos de sus hermanos ni siquiera creyeron que ese montón de arena hubiese sido parte del castillo que ella decía. Mamá fue la única que se quedó a su lado consolándola, el daño estaba hecho, poco se podía hacer ya. Era tarde y tenían que volver a casa. “No llores más, piensa que sí no era ahora sería mañana, tenía que quedarse aquí. A ver mírame a los ojos y dime ¿lo has pasado bien construyéndolo? Sí. Entonces ha válido la pena, quédate con esas horas de satisfacción, la próxima vez que vengamos prométeme que construirás uno igual o mejor. Tú puedes. Ahora ve y sumérgete en el agua te sentirás mejor”. 

Ese recuerdo tiene ya muchos años, pero aún sigue haciendo mella en su diario vivir. Y es que la vida es así, lo que muchas veces nos lleva horas, meses, años en construir, alguien más llega y lo destruye en cuestión de segundos. Suele suceder  en el ámbito personal, laboral, sentimental, familiar, nacional.  Y cuándo eso pasa no podemos darnos el lujo de quedarnos cruzados de brazos, tenemos que volver a trabajar y si es posible redoblar esfuerzos para levantarnos  y sentirnos plenos, satisfechos. No para  demostrar a nadie de lo que somos capaces, pues para la gente tal vez nada  sea suficiente, ¿Pero que importa? Sí se está en paz con Dios y uno  mismo, con eso basta. 

Diario de una rosa...

<em>Diario de una rosa...</em>

Hace tiempo que le habían dicho que él quería conocerla, el teléfono había sido el único medio por el cuál habían cruzado palabra. Acepto el encuentro por qué no vendría mal alguien con quien salir el fin de semana al cine o un bar.   “Ponte guapa, recuerda que hoy será el gran día”. (¿Gran día para quién?), en fin llegó la hora en que él paso por ella y se dirigieron a un café. Es guapo sí, inteligente y elegante. Tiene todo para estar  de ejecutivo en un banco o tal vez de maniquí en un aparador, pero... Dicen que siempre encuentra un pero y esta vez no será la excepción.  No es el hombre con quién ella quisiera tener un flirteo. 

¡Es tardísimo he de irme ya!”, el reloj marcaba las tantas de la noche, tomó su bolso y comenzó  a caminar.  Estaba cansada de lo egocéntrico que era, no supo hablar más de nada que de él. En el crucero toco semáforo rojo e hizo alto total. Se acerco un chiquillo a limpiar el parabrisas. “Estúpido, lo ha dejado pañoso”  el  semáforo concedía el paso y no tuvo ni siquiera la intención de sacar  una moneda.  ¿La quería impresionar? No lo sabe, lo único claro que le ha dejado es “la primera impresión jamás se olvida”.  “¿Te puedo pedir un favor? Podrías llevarme a comprar una jaula es que mira...” “Jajaja, ¿no me digas que te gustan los pájaros?”, ella se quedo mirándolo fijamente no era posible. ¿Cuál era la gracia? “Yo los aborrezco cuándo el domingo por la mañana no te dejan dormir”, “ah, que bien”, se limito a responder.

Cuándo llego a  casa se recostó en su cama, al tiempo que abrazaba su bolso. Se sentía vacía, confundida y hasta enfadada con ella misma. ¿Quién está mal, ella o él?  Son dos polos opuestos, ha mentido al decir: “ha sido un placer,  llámame y quedamos una vez más”, era broma  no apetecía ni siquiera su amistad.   

“Si, tan sólo a él le gustará compartir el encanto de las cosas sencillas, no importa si no fuera un rostro hermoso, pero sí un corazón limpio y bondadoso.

 Que no le regale joyas pero  que le llene de momentos gratos.

No busca alguien que posea riquezas, ni decoros, si tan solo utilizaran  el mismo lenguaje.  

Para una buena amistad  es suficiente  compartir y no acumular”. 

"Hay personas que nos hablan y ni las escuchamos; hay personas que nos hieren y no dejan ni cicatriz; pero también hay personas que simplemente aparecen en nuestra vida y nos marcan para siempre." MEIRELES, CECILIA

Una de esas personas eres tú para mi Blind, que nunca has medido tiempo, esfuerzo y voluntad para ayudarme en todo lo que está a tu alcance.  No, tendría con que agradecer todo el  trabajo que has hecho para la elaboración de esta plantilla.

Hoy estoy sosa y no salen las palabras, pero la más importante sí, ¡GRACIAS! por tu amistad, por tu comprensión, por que siempre estás dispuesto a tenderme la mano sin pedir nada a cambio. Todos esos gestos amables que has tenido para conmigo los llevaré en mi mente y corazón para siempre.Laughing

 

Una gran decisión...

<em>Una gran decisión...</em>

En las cosas del corazón nada puede hacer la ciencia.


 

“¿Sabes? Hay momentos en los que desearía tanto hubiese un medicamento contra el amor”.  Me quedé pensando y no respondí nada. (En algún momento también lo he llegado a pensar es una pena que no exista nada.)

 -“Vamos a ver ¿por qué dices eso?”

-“Las veces que he sentido que encuentro el amor, por lo general termina yéndose y deja una herida en mi corazón, poco a poco sana y cuándo menos lo espero alguien más la vuelve abrir, es por eso que me pregunto ¿acaso se puede vivir sin amor?”

 -“¡Claro que se puede vivir sin el amor de pareja! Anda mira a Susy, nunca se casó pero toda su vida la ha dedicado a obras altruistas, vive con entusiasmo y alegría. Por otro lado ve a Daniela, se caso muy joven y no es feliz.  Con esto no quiero decir que todas las parejas sean infelices, no, por ejemplo mis papás a estás alturas del partido parecen novios, con casi 40 años de casados. ¿Sabes?  Alguna vez le pregunté a papá - “¿cuál era el secreto?”.  Él sólo me dijo;  -“llegué a su vida sin que ella me buscará,  me atrapo  el brillo de su mirada, su cándida sonrisa, toda ella destilaba seguridad y felicidad,  precisamente eso me atrajo, mamá  era feliz antes de conocerme y eso es lo que me mantiene a su lado”.

 -¡Ya sé! Debemos aprender a ser felices con amor o sin el... Nadie sabe si el día de hoy llegará un bandido y me roba el corazón,  contagiándolo  de una buena dosis de sentido del humor. Ajá, pero si eso no sucediera no-pasa nada, por que yo no dependo del amor de una pareja, solo es un complemento en mi vida”.

 La vida nos ofrece muchas maneras de dar y recibir amor. Aprendamos a ser felices con lo que tenemos. Kiss


 

 

Se quedó mirando el cielo...

Image hosted by Photobucket.com


Mientras sus labios repetían la misma canción... Parecía "disco rayado", así dijo, "siempre con la misma historia". La escuché como otras tantas veces ella lo ha hecho conmigo. Pero esta vez no han sido palabras de ternura, no por ello han dejado de ser sinceras y llenas de valor para mí.

“No hay peor ciego que el que no quiera darse cuenta de las cosas”.


“Es la última vez que te lo digo y no lo pienso repetir... No te reprocho que seas amorosa, ni mucho menos recrimino tu forma de entregarte al amor pero, debes mantener un equilibrio al amar, estate pendiente de cualquier cambio de fortuna. Es cierto que el amor es el más bello sentimiento y sé que tú como yo deseo experimentarlo en todas sus manifestaciones, ¿pero por qué no somos capaces de entregarlo desinteresadamente? Quieres que si amas, te amen de la misma manera, que esa persona esté todo el tiempo a tu lado, que no te abandone nunca, eso es ser egoísta. ¿Cómo dices que no puedes dejar de amarlo?, sí tú no eres capaz de amarte. No puedes dar algo que no posees tú misma. El día que realmente te quieras, te cuides, te valores y sepas lo importante que eres para ti misma, ese día estarás lista para dar mucho de ti.

Sé que soy dura al decirte lo que pienso, pero también sé que no puedo seguir acariciando con palabras tiernas un algo del que no estoy de acuerdo. Me enfada verte que sigues perdiendo el tiempo dando vueltas a un asunto que ya esta finiquitado y que no hay marcha atrás. De ahora en adelante aprende a mantener una distancia entre tú y las personas que amas, sí un día se marchan sin avisar o se despiden de ti por que simplemente su camino es diferente al tuyo no te sientas abandonada o traicionada. No edifiques expectativas sobre el amor que estas entregando, ni quieras poseer la voluntad de nadie, no tienes derecho a exigir, tú te estás entregando con libertad y por qué así lo deseas”.

La abrace fuertemente, mientras mis lágrimas resbalaban por mis mejillas, suspire y dije...

“Sí el amor es bello como la vida misma... Llega cuando tú menos lo esperas y de la misma manera se marcha, a veces sin avisar. Y bueno las huellas que va dejando por nuestra vida nos deben servir para encontrar la felicidad no para ser infelices”.